Día mundial de los oceanos. “Nuestros océanos, nuestro futuro”

 

El pasado 8 de junio se celebró el Día Mundial de los Océanos, bajo el lema “Nuestro océanos nuestro futuro” este año centrado en la contaminación por plástico que padecen nuestros mares. En el mensaje del Secretario General de Naciones Unidas con motivo de esta celebración nos recuerda de que  “El 80% de la contaminación de los mares se origina en tierra, y esto incluye unos 8 millones de toneladas de desechos de plástico por año. Los desechos de plástico obstruyen las vías fluviales, perjudican a las comunidades que dependen de la pesca y el turismo, matan a tortugas y aves, ballenas y delfines, y llegan a las zonas más alejadas del planeta y a todos los eslabones de la cadena alimentaria de la que dependemos en última instancia. A menos que invirtamos la tendencia, dentro de poco podría haber más desechos de plástico que peces en los océanos”.

Cabecinegra y plásticos en la gola del río Segura

En las costas de nuestro mar Mediterráneo, densamente pobladas, el impacto de los plásticos es tremendo, pese a ello no conseguimos frenar la continua llegada de ellos al mar, aunque desafortunadamente ningún rincón del océano se encuentra libre de esta contaminante marea. Incluso los habitantes de remotas islas del Pacifico sufren el grave impacto de la llegada de estos residuos. Es el tema del documental Albatross, realizado por el fotógrafo Chris Jordan que junto al activista Manuel Maqueda fundador de la web elplasticomata , durante años han estado documentando y denunciando el impacto de los plásticos sobre las poblaciones de las dos especies de albatros que nidifican en este atolón, que pese a encontrarse a mas de 2.000 millas de las costas del continente más cercano, sus aguas están repletas del plástico vertido en otros puntos del planeta.

Son famosas las imágenes obtenidas por Jordan, de pollos de estas legendarias aves marinas con el estómago completamente repleto de fragmentos y objetos plásticos. A finales del pasado 2017, se presentó este magnífico documental que atrapa en imágenes la realidad en la que vivimos, el abuso desmedido de materiales plásticos está envenenando el planeta. El documental realizado con un objetivo didáctico y  divulgativo se puede descargar o visionar de forma libre.

El mensaje es claro, no hay soluciones mágicas, solamente una, reducir el consumo de plástico ya mismo. No tenemos tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: