AHSA PIDE PROTECCIÓN PARA EL SALADAR, LOS AZARBES Y LOS HUERTOS DE PALMERAS EN SAN ISIDRO

NO ENTIENDEN LA RESISTENCIA DEL AYUNTAMIENTO DE SAN ISIDRO EN CUMPLIR LAS DIRECTRICES DE LA CONSELLERIA

Azarbe del Molino junto a un huerto de granados y palmeras, el Ayuntamiento de San Isidro no considera de interés este paisaje para protegerlo en el Plan General (S. Arroyo)

El Ayuntamiento de San Isidro ha vuelto a someter a información pública el Plan General Estructural de esta localidad, al que la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) ha presentado alegaciones. El grupo ecologista considera que pese a haberse reducido la superficie recalificada como urbanizable en 500.000 m2, cerca del 20% respecto a la anterior versión del plan, sigue sin dar protección a los principales valores ambientales y paisajísticos del municipio.

En sus alegaciones AHSA alerta de que el trazado propuesto para la variante de la CV-909, que en la actualidad atraviesa el casco urbano, supondrá la degradación y fragmentación del Saladar de San Isidro, una zona húmeda en la que se encuentran especies protegidas tanto botánicas como faunísticas, este paraje de saladar carrizal ubicado entre al Cabezo Pardo y el Cabezo del Molino es uno de los lugares emblemáticos de la localidad y en el propio Documento Consultivo, redactado por la Dirección General de Evaluación Ambiental resalta la alta valoración paisajística de estos terrenos, así como la necesidad de su preservación a través de su integración en la Infraestructura Verde.

En ese proyectado corredor verde, el Ayuntamiento de San Isidro pretende consolidar un núcleo industrial, pese a que según recuerda AHSA, el mencionado Documento Consultivo establece que se deben concentrar los usos industriales en una zona concreta para que se minimice la afección ambiental de esos usos, concluyendo que por ubicarse en terrenos de valoración ambiental muy alta, y suponer dispersión de usos, no se considera viable ambientalmente ese sector.

Saladar de san Isidro parcialmente inundado por las lluvias (S. Arroyo)

Por otra parte, el grupo ecologista muestra su sorpresa porque continúen sin ser protegidos los huertos de palmeras existentes en el municipio y señala que los palmerales existentes en San Isidro, poseen notables valores patrimoniales, ambientales y paisajísticos y denuncia que el Plan General excluye la figura de Zona Rural Protegida, porque considera que no existen terrenos dignos de singular tratamiento por su importancia social, paisajística, cultural o de productividad agrícola.

Huerto de palmeras en San Isidro (S. Arroyo)

Amigos de los Humedales pide también en sus alegaciones, que se establezca un corredor ecológico sobre terrenos agrícolas protegidos que permita la conexión del núcleo de interés ambiental y arqueológico configurado por el Cabezo Pardo, el Saladar de San Isidro, el Cabezo del Molino y su Laguna, integrando el núcleo de huertos tradicionales de palmeras situado al este del Cabezo y la laguna del Molino, con el Parque Natural de El Hondo y su entorno. Así mismo alegan que en esta nueva versión del Plan General solo ha sido incluido el azarbe de La Rambla, quedando sin protección el resto de azarbes que cruzan el municipio, incumpliendo una vez más las directrices incluidas al respecto en el informe del Servicio de Infraestructura Verde y Paisaje.

Cabezo Pardo (S. Arroyo)

 

AHSA lamenta la falta de visión y sensibilidad en la redacción del Plan General, en la que el 90% del suelo protegido pertenece a carreteras y transporte, no habiendo protegido ni un solo metro cuadrado de suelo agrícola. Además, considera inexplicable la resistencia del Ayuntamiento de San Isidro en aplicar las directrices establecidas en el Documento Consultivo y no entiende a que intereses obedece la obstinación en mantener una zona industrial alejada de los polígonos industriales presentes en el municipio, en una zona de alto valor ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: