Cinco grupos ecologistas reclaman a la Generalitat que ponga los medios necesarios para la búsqueda de aves muertas en torres eléctricas, estimada en cerca de  1.000 rapaces cada año

Agente medioambiental realiza el levantamiento de un cadáver de un ave presuntamente electrocutada

 

La creación de Patrullas específicas de Agentes Medioambientales es clave para detectar la verdadera magnitud de la mortalidad de aves electrocutadas en la Comunitat Valenciana

ADENSVA, SVO (Societat Valencianad’Ornitologia), Acció Ecologista Agró, GER-EA (Grup d’Estudi i Protecció dels Rapinyaires – Ecologistes en Acció) y AHSA (Amigos de los Humedales del Sur de Alicante) elaboran un documento y lo remiten a la Generalitat Valenciana para solicitar la creación de Patrullas específicas de Agentes Medioambientales que se encarguen de revisar intensivamente los tendidos eléctricos, al objeto de detectar la mortalidad
real de aves que se produce cada año en estas instalaciones en la Comunitat Valenciana. Actualmente no se realiza una búsqueda sistemática de los cadáveres de aves electrocutadas, por lo que se calcula que se encuentra y recoge por la Administración apenas un 15% de las muertes producidas.

Búho real electrocutado (L. Fidel)

La creación de estas Patrullas es sumamente importante dada la magnitud del problema, con una población de aves rapaces reducida a su mínima expresión, y con varias especies al borde de la extinción. La Administración no debe mirar hacia otro lado. No solamente están en juego especies como el Águila de Bonelli, el Milano real, el Águila imperial o el Águila pescadora, está en juego el equilibrio en los ecosistemas. La disminución en el número de ejemplares de estas aves rapaces produce desequilibrios que se traducen en plagas, principalmente de conejos que producen graves daños a la agricultura.

Las Patrullas propuestas sacarían a la luz grandes áreas que son sumideros de aves rapaces que se encuentran ocultos en la geografía valenciana y que pueden llevar al traste los planes de recuperación de las especies amenazadas. Igualmente podrían hacer inspecciones para detectar las deficiencias existentes en los tendidos eléctricos que supongan un peligro para la avifauna, para de este modo exigir su inmediata corrección.

Las asociaciones firmantes solicitamos actuaciones por parte de la Administración para poner fin a esta lacra que no está beneficiando a nadie y que está impidiendo el regreso a la Comunitat Valenciana de especies como el Águila imperial y el Águila pescadora. Sobre esta última especie cabe recordar la muerte reciente por electrocución de dos de los ejemplares reintroducidos en la Comunitat.

Existe todavía gran número de tendidos peligrosos que han de ser adaptados a la normativa vigente. Por tanto, la creación de estas Patrullas de Agentes
Medioambientales sería clave para dirigir los esfuerzos hacia la solución de este problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: