Aumento de efectivos de la gaviota cabecinegra en el sur de Alicante

 

)

Colonia de gaviota cabecinegra y reidora en la laguna de Torrevieja (S. Arroyo)

 

Durante estas últimas semanas se está registrando un importante e inusual número de gaviotas cabecinegras en sus habituales concentraciones posnupciales en las salinas de Santa Pola. Su lugar preferido para sestear, en los tórridos mediodías veraniegos, son las motas y charcas lindantes entre las salinas de Bonmatí y El Pinet. A  partir del mes de julio se inician las concentraciones de varias decenas de ejemplares que van incrementándose según pasan las semanas, llegando a su máximo a finales del mes de agosto y comienzos del mes de septiembre. Los bandos están formados por ejemplares de prácticamente todas las edades, aunque predominan los inmaduros en las concentraciones más importantes. Para hacernos una idea de la magnitud del aumento registrado, hasta la fecha la concentración mas alta registrada fue de 946 ejemplares en septiembre de 2012, este año el 27 de agosto se censaron 1.035 ejemplares, doblándose esa cifra el 4 de septiembre con 2.489 ex., bajando a 1.869 ex. el día 10. El origen de estas  aves es muy variado, habiéndose controlado ejemplares marcados en diferentes partes de Europa, desde Hungría o la República Checa a las costas atlánticas de Francia y Bélgica.

 

Gaviotas cabecinegras con plumaje invernal en las salinas de Santa Pola (S. Arroyo)

Gaviotas cabecinegras en las salinas de Santa Pola (S. Arroyo)

Estas congregaciones se forman a partir del mediodía con individuos que en su mayoría llegan desde el sudeste por lo que podrían provenir de las piscifactorías situadas en la zona marítima del entorno de la desembocadura del río Segura, llegando al máximo de ejemplares entre las 13’00h y las 14’00h pasando allí las horas centrales del día y dispersándose a lo largo de la tarde en busca de alimento.

Pareja de gaviota cabecinegra con plumaje estival en la desembocadura  del Segura (S. Arroyo)

Pareja de gaviota cabecinegra con plumaje estival en la desembocadura del Segura (S. Arroyo)

 

En esta época del año también es frecuente encontrar notables concentraciones de cabecinegras en cultivos del regadío tradicional del entorno del Hondo, donde acuden a alimentarse de invertebrados, preferentemente en campos de alfalfa, llegando en ocasiones a superar el medio millar de ejemplares. Sin embargo, solamente tenemos observaciones ocasionales de bandos, de cierta entidad, que se dirijan desde el interior a la costa o viceversa, al contrario de lo que ocurre con la gaviota picofina que durante las semanas posteriores a la temporada de reproducción se detecta un intenso trasvase de individuos entre las salinas de Santa Pola y El Hondo.

Bando de cabecinegras sobre un campo regado en Los Carrizales (S. Arroyo)

Bando de cabecinegras sobre un campo regado en Los Carrizales (S. Arroyo)

La gaviota cabecinegra es casi una “recién llegada” a los humedales del sur de Alicante, auque la primera cita confirmada de reproducción se remonta a la nidificación de 2 parejas en 1998 en las salinas de Santa Pola y durante años ha mantenido una precaria población reproductora. Siendo frecuente su presencia durante los pasos migratorios, sobre todo el posnupcial, y bastante escasa durante la invernada, aunque en enero de 2015 se registró una inusual cita invernal de 100 ex. en la salinas de Santa Pola, se trataba de aves que se encontraban por la tarde descansando en las charcas situadas junto al camino del vertedero y que recalan allí de forma momentánea tras acudir a los descartes pesqueros en el cercano puerto de Santa Pola.

Cabecinegra invernante capturando pescado del descarte en el puerto de Santa Pola (S. Arroyo)

Cabecinegra invernante capturando pescado del descarte en el puerto de Santa Pola (S. Arroyo)

En estos últimos años parece que finalmente ha logrado consolidar su contingente reproductor, principalmente debido a la notable progresión de la colonia de la laguna de Torrevieja que este año ha llegado a registrar  un máximo histórico de 350 parejas. El lugar donde se instala la colonia, situado en la orilla sudeste en una zona de difícil acceso, está cubierto de saladar bien desarrollado combinado con otras áreas libres de vegetación y algunas manchas de carrizo, cada vez mas frecuentes debido a la filtración de agua dulce de la conducción de agua de riego que cruza esta sector de la laguna. La mayor parte de las cabecinegras instalan sus nidos sobre la vegetación de saladar junto con la gaviota reidora, cuya presencia desde años atrás ha facilitado su llegada a esta zona. Otras especies que nidifican allí son las cigüeñuelas, avocetas, chorlitejos patinegros, charrán común y los charrancitos que lo hacen dependiendo de los niveles de la laguna y si las áreas libres de vegetación están encharcadas o secas, este año han preferido una zona de motas en las salinas de Torrevieja. Además esta primavera han nidificado también algunas parejas de gaviota de Audouin. Indudablemente uno de los lugares mas interesantes del parque natural.

En el siguiente gráfico se puede visualizar la evolución del número de parejas reproductoras en los tres parques naturales del sur de Alicante entre 2009 y 2014 (Datos propios y de la Consellería de Medio Ambiente):

Datos propios y de la Consellería de Medio Ambiente

 

Texto de Jacobo Ramos y Sergio Arroyo

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: