VISITA A LA MARJAL DE PEGO

El pasado 17 de febrero visitamos la marjal de Pego. Nos dimos cita en la Universidad de Alicante a las 8’30h, un fresco domingo mañanero, a la que acudimos nueve personas y desde donde emprendimos camino al extremo norte de la provincia de Alicante. La mañana agradable en la marjal de Pego, con la mayor parte de los cultivos ya fangueados y dispuestos para la siembra del arroz. Pese a  haber muchos campos con bajos niveles de agua y buenas zonas de barrillos, los esperados limícolas fueron muy escasos, salvo un grupo de unas 50 avefrías y un par de agachadizas comunes. Lo más sobresaliente, el gran bando de moritos que picoteaban en uno de los bancales, llegando a contar 1.023 ejemplares. Con ellos más de 250 garcetas comunes, garzas reales y algunas garcetas grandes. Además de cinco cigüeñas blancas, que al parecer han permanecido todo el invierno en la Marjal.

En otros campos donde continuaban las labores de fangueado, centenares de  reidoras volaban desconfiadas de un campo a otro. Con ellas unas 20 gaviotas de Audouin, que aparcan sus preferencias marinas, con una visita a los arrozales para beneficiarse de los numerosos cangrejos rojos americanos. Además de cinco cigüeñas blancas, que al parecer han permanecido todo el invierno.

Recorriendo bancales inundados en busca de aves, se nos pasa la mañana rápidamente y llegado el mediodía, damos cuenta de los almuerzos a orillas de la charca Salada, donde tras un café emprendemos camino de vuelta a Alicante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: