Al menos la cuarta parte de las cercetas pardillas reintroducidas en El Hondo mueren a manos de los cazadores

Pollada de cerceta pardilla en el Clot (J. Marco)

LA UMH PUBLICA UN VIDEO QUE ESTABLECE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE LA DESAPARICIÓN DE LA CERCETA PARDILLA

Desde hace varios años el Departamento de Ecología de la Universidad Miguel Hernández (UMH) realiza el seguimiento de la cerceta pardilla Marmaronetta angustirostris en el sur de Alicante, incluidos los ejemplares procedentes de cría en cautividad que cada año son liberados.

El pasado 2019, tras continuar la población reproductora bajo mínimos pese a la liberación de un elevado número de ejemplares para reforzar la especie, se decidió la instalación de emisores GPS en cercetas pardillas liberadas en el marco del programa de reforzamiento poblacional para obtener información sobre las causas de la desaparición de estas aves.

Cerceta pardilla en El Hondo (UMH)

En este pequeño video que puedes ver en este enlace https://www.youtube.com/watch?v=_6caDGpWH4g      se resume en unos minutos la situación y estado de conservación de la cerceta pardilla, además de las amenazas que sufre la especie y las causas de su desaparición.

Los investigadores de la UMH, en base a los datos aportados por los ejemplares a los que se colocó emisores GPS, establecen que al menos la cuarta parte de las cercetas pardillas liberadas,  fueron abatidas por cazadores en el Parque Natural de El Hondo.

Los científicos reconocen que no tiene sentido seguir liberando aves criadas en cautividad si no se actúa previamente sobre las causas que han llevado a la población a esta situación. Por lo que proponen 3 medidas:

  • La prohibición de la denominada caza nocturna. En los humedales del sur de Alicante se permite disparar en los cotos de aves acuáticas, hasta 90 minutos pasada la puesta de sol.
  • El retraso en el inicio de la temporada de caza. Comienza el día 12 de octubre, en la actualidad a causa del cambio climático se retrasa en varias semanas la llegada del grueso de aves acuáticas invernantes, por lo que las jóvenes pardillas tienen más posibilidad de caer abatidas en los cotos.
  • Aumentar la vigilancia en los cotos de caza. En este punto más bien sería pedir que se vigilara. Hace 2 años cuando AHSA pidió a la Generalitat información sobre las inspecciones realizadas por los agentes medioambientales en los cotos de caza del P.N. de el Hondo, tal y como establece el Plan Rector de uso y Gestión (PRUG) no se había realizado ninguna. Hemos vuelto a pedir esa información sobre los controles realizados en la temporada 19-20 y no la hemos recibido, la hemos reclamado ante el Sindic de Greuges.

Estas medidas fueron solicitadas por AHSA con motivo de la revisión de los planes técnicos de ordenación cinegética y en escritos anteriores.

Con la publicación de este video y del artículo sobre este mismo tema publicado en la revista Quercus, la UMH da un valiente paso en la conservación de la cerceta pardilla, esperemos que no les cueste continuar en el proyecto de seguimiento de la especie en el sur de Alicante.

 

2 Responses to Al menos la cuarta parte de las cercetas pardillas reintroducidas en El Hondo mueren a manos de los cazadores

  1. Juanma dice:

    La cerceta pardilla que murió de ahogamiento esta pasada temporada también se acusó a los cazadores ante la prensa cuando era totalmente falso ya que la auptosia no salió a la luz jugáis con las noticias falsas y los cientos de crías que mueren dentro del hondo por el exceso de carpa y otras alimañas no decís nada??? Si no fuera por los miles de comida que los cazadores echan al agua el hondo estaría acabado desde hace mucho

  2. José dice:

    Cada vez salen más y más estudios que ratifican una y otra vez los daños que produce la caza, no solo directamente matando especies en peligro si no de forma indirecta causando un grave desequilibrio poblacional entre las diferentes especies. Un ecosistema no puede alcanzar un equilibrio a base de Poco de psicópatas con escopeta y con gatillo fácil que no discriminan. Si esto se quiere conseguir de una forma sostenible, solo puede ser evitando que la caza deje de distorsionar los ecosistemas, y que la misma riqueza de especies los autoregule. Eso que algunos llaman “alimañas” que hay que cazar para que no se conviertan en una plaga, son las que son necesarias para alcanzar el equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: