CAZADORES Y BASURAS

Aguilucho lagunero en la charca del Prado (S. Arroyo)

Aguilucho lagunero en la charca del Prado 

El pasado mes de noviembre, Angel Sallent un socio de ANSE que se encontraba visitando la charca del Prado encontró a un cazador en sus orillas, dirigiéndose a él le invitó a salir de la charca y le recordó que la caza está prohibida en ella. Dos semanas después en el curso de un proyecto de la UMH sobre especies carroñeras en los humedales, se había instalado una cámara de infrarrojos para detectar e identificar que especies aprovechaban las carroñas para alimentarse. Al tercer día,  al ir a revisar la cámara ésta había desaparecido, atrás quedaban las huellas en el barro de unas botas y un perro. Revisando por encima no se encontró ningún cartucho. El pasado jueves durante una visita rutinaria a la charca para ver que especies había en ella,  llama la atención el espeso silencio que había. Por lo que me decidí a hacer un repaso más a fondo en busca de cartuchos, al final logré encontrar uno solamente, al pie del observatorio de la charca.  Un lugar que se ha construido para poder observar las aves acuáticas, ha servido para que un tipo repugnante lo utilice para disparar sobre ellas. Es evidente que la existencia de un coto de caza en Los Carrizales es incompatible con cualquier intento de restaurar zonas húmedas en este territorio y AHSA va a hacer lo posible para erradicar esa práctica.

En los últimos años, la proliferación de basuras en Los Carrizales es más que preocupante, los individuos que se dedican a sembrar de inmundicia cualquier esquina del mundo, ya no solamente se conforman con verter escombros, basuras o artefactos de cualquier naturaleza, en los puntos tradicionales del comienzo de la carretera de Vistabella o en el azarbe del Convenio, sino que han ampliado sus puntos de vertido y en pocos meses un antiguo vivero de palmeras arrasado por el picudo, junto al azarbe Ancho, se ha convertido en esto:

Basurero junto al azarbe Ancha

Basurero junto al azarbe Ancho 

En cualquier borde de camino de no importa que zona de Carrizales, puede aparecer un regalo en forma de varios sacos de escombros, armarios o el aparato de aire acondicionado que amaneció hace unos días en la puerta de la charca de la Manzanilla.

Entrada a la charca de la Manzanilla

Entrada a la charca de la Manzanilla     

 

Frente a esta invasión de basuras, la única solución que puede ponerle coto será cerrar al paso de vehículos de motor  los caminos y veredas de Carrizales.

Texto y fotos S. Arroyo

Deja un comentario