PLAYAS Y CONSERVACIÓN, EL DECLIVE DEL CHORLITEJO PATINEGRO

AHSA PIDE A LA CONSELLERÍA QUE SE IMPLIQUE EN LA CONSERVACIÓN DE LA ESPECIE EN EL LITORAL DEL SUR DE ALICANTE

Chorlitejo patinegro en las dunas de Guardamar (S. Arroyo)

Las playas del sur de Alicante son uno de los principales reclamos turísticos para los municipios costeros, aunque la mayor parte del litoral ha sido intensamente urbanizado, todavía quedan algunos tramos de costa libre de construcciones que gozan de un alto grado de interés ambiental, tanto por las especies que acogen como por la alta calidad de su paisaje. Entre la fauna que se reproduce en los arenales costeros, destaca el chorlitejo patinegro Charadrius alexandrinus, una pequeña ave limícola que nidifica en las dunas litorales que han sobrevivido a la marea de hormigón que inunda la costa mediterránea. Debido a la notable regresión de sus poblaciones en la Comunidad Valenciana, desde 2013, está catalogada como “Vulnerable” en el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas de Fauna.

Dunas de Guardamar (S. Arroyo)

Por ello, desde ese año, la Consellería de Medio Ambiente coordina censos específicos, con el objetivo de obtener una estima global de la población valenciana y un punto fiable para valorar la tendencia futura de la especie. Como resultado de estos censos, en los que participa la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante, se ha confirmado la nidificación de un número significativo de parejas de cholitejo patinegro en las playas de Guardamar del Segura.

Hembra de chorlitejo patinegro en las dunas de Guardamar (S. Arroyo)

Además de estos censos, la Consellería de Medio Ambiente establece unas recomendaciones para la protección de la nidificación de la especie en aquellas playas en las que se reproduce, entre las que destacan la instalación de carteles advirtiendo de la presencia de aves nidificantes en la duna, para evitar la entrada de personas en esta zona y la limitación de la limpieza mecánica de la arena hasta un límite de 8 metros del borde del mar.

 

El pasado fin de semana un colaborador de AHSA localizó un nido de chorlitejo patinegro en la playa de los Tosales en Guardamar, mientras un tractor de limpieza de arena se dirigía hacia él, teniendo que avisar al operario para que evitara pasar por encima. Ante esta situación el colectivo ecologista se puso en contacto con el Ayuntamiento de Guardamar del Segura, para informar de la situación ocurrida y de la importancia de la población reproductora de chorlitejo patinegro en las dunas del municipio. Desde la Concejalía de Medio Ambiente aseguraron a AHSA que desde hace años, con el objetivo de hacer un mantenimiento más sostenible de las playas, las maquinas solamente limpian el tramo más cercano a la orilla del mar en aquellas que no están urbanizadas y que el incidente podría haberse debido a un exceso de celo del operario; Aunque el Ayuntamiento no había recibido ningún tipo de información ni cartelería, por parte de la Consellería de Medio Ambiente en cuanto a las medidas de protección establecidas para la especie y la señalización de las áreas sensibles.

Dunas de Guardamar (S. Arroyo)

Desafortunadamente, según señala AHSA, en el vecino municipio de Elche no se diferencia la gestión de las playas entre las urbanizadas y las que se encuentran sin construir y que forman parte de espacios protegidos, pasando la maquinaria de limpieza de arena hasta el borde mismo de la duna, con el impacto que conlleva esta práctica.

 

El grupo ecologista, por su parte presentó un escrito ante la Dirección Territorial de la Consellería de Medio Ambiente, instando a esta Administración a que suministre al Ayuntamiento de Guardamar del Segura, información sobre las medidas recomendadas por esta Administración para la protección de las poblaciones litorales de chorlitejo patinegro, así como los carteles diseñados para tal efecto.

Chorlitejo patinegro macho en las dunas de Guardamar (S. Arroyo)

AHSA es consciente de la dificultad que entraña la conservación de los valores ambientales en zonas de gran afluencia de visitantes como las playas, pero recuerda que algunos tramos de litoral, como es el caso de Guardamar y Elche, son espacios protegidos por la legislación europea, siendo responsabilidad de la Generalitat la preservación de estas playas y sistemas dunares y la importancia de ofrecer apoyo a los municipios en la gestión de éstos.

 

Amigos de los Humedales cree que en la actualidad la mayor parte de los usuarios de estas playas desconoce el carácter de zona protegida de ellas, al carecer de una señalización adecuada. Por ello considera que la Administración autonómica debería proporcionar información en ese sentido, además del valor e importancia de las especies tanto botánicas como faunísticas que habitan estos ecosistemas, para que los visitantes puedan comprender y aceptar las limitaciones establecidas en estos espacios naturales.

Chorlitejo patinegro macho en las dunas de Guardamar (S. Arroyo)

El caso del chorlitejo patinegro es representativo del difícil equilibrio entre conservación y turismo, pero AHSA sostiene, que es imprescindible que la Consellería de Medio Ambiente impulse, en colaboración con los ayuntamientos, las actuaciones necesarias para proteger la maltrecha población litoral de este pequeño habitante de las dunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: