Carrusel de avocetas

Con la práctica finalización de la temporada de reproducción, muchas aves inician movimientos en busca de una sustancial oferta de alimento que las permita reponer la energía consumida en la gestación y cría de su prole. Este es el caso de las avocetas, que encuentran en las charcas de la Reserva de El Hondo una abundante fuente de energía en forma de pececillos e invertebrados acuáticos.

Aunque todavía los calores veraniegos no han reducido de forma significativa el nivel de estas charcas, un bandito de avocetas se esmeran en capturar estas presas, con una curiosa estrategia de nadar en círculo a la vez que picotean bajo el agua. Cuando transcurran unas semanas mas, el descenso del nivel de las aguas facilitará la tarea, aunque el festín lo deberán compartir no solamente con otros centenares de avocetas llegadas desde diferentes rincones de Europa ( el año pasado controlamos avocetas procedentes de Alemania, Francia y Ucrania), sino también con miles de aves, de variadas especies, que se dan cita en El Hondo en esas fechas.

Texto y fotos S. Arroyo

Deja un comentario