Itinerarios: Salinas de Santa Pola

Salinas

Salinas de Santa Pola (J. Ramos)

por Antonio Jacobo Ramos Sánchez

1.-DESCRIPCIÓN DEL PAISAJE

Importante humedal costero, dedicado fundamentalmente a la explotación salinera, así como a usos cinegéticos y piscícolas, de gran importancia para las aves acuáticas (ardeidas, flamenco, anátidas y limícolas…). La actividad salinera ha permitido conjugar de manera armónica esta peculiar actividad minera con el mantenimiento del medio natural.
Las salinas de Santa Pola, junto con los cercanos embalses de El Hondo, son los restos de lo que antaño ocupaba la Albufera de Elche, una gran zona pantanosa y marismeña que se extendía por la mayor parte de la llanura de Elche (ocupando de manera continua la Vega Baja del Segura hasta Albatera, los marjales hondeños y las salinas de Santa Pola) y donde desembocaban los ríos Segura y Vinalopó.
La presencia de la carretera nacional 332, que atraviesa el paraje, posee un carácter ambivalente, influyendo muy negativamente debido a la elevada incidencia de fauna atropellada que ocasiona, aunque, por otro lado, permite un fácil acceso que favorece la observación, divulgación y conocimiento de sus valores naturales. Además la presencia de los llamativos flamencos y su fácil observación incide todavía más para acaparar la atención de cualquier usuario de esta carretera.

2.-LOCALIZACIÓN

Las salinas de Santa Pola constituyen un humedal costero enclavado dentro de los municipios de Santa Pola y Elche, quedando limitado al este por Santa Pola, al sur por la población de La Marina (perteneciente al término municipal de Elche) y por la carretera comarcal CV-851, denominada Vereda de Sendres, al noroeste. Se encuentra a unos 20 Km. en línea recta de Alicante.

f

Flamenco Foto. M.A.Andrés

3.-ACCESOS

–Desde Alicante: Coger la carretera nacional 332 de Alicante a Cartagena , tras pasar el kilómetro 17, pasamos junto al hotel Rocas Blancas, y en seguida nos desviamos a la derecha para acceder al comienzo de las primeras charcas del itinerario junto a la Venta del Cruce, situada en el cruce entre la N-332 y la carretera de Elche a Santa Pola C-3317.

–Desde Elche: Tomar la carretera comarcal C-3317, desviándonos a la derecha algo más adelante del kilómetro 26, a la altura de la Venta del Cruce (situada a la entrada de Santa Pola), donde comienza el recorrido

4.-PROTECCIÓN DE LA ZONA

Las Salinas de Santa Pola cuenta con varias figuras de protección, tanto a nivel regional, nacional, de la Comunidad Europea e internacional:
1.- Es Parque Natural de la Comunidad Valenciana.
2.- Es una ZEPA, Zona de Especial Protección para las Aves.
3.- Es un Humedal Ramsar (Zona húmeda de importancia internacional, según la Convención Internacional sobre zonas húmedas y aves acuáticas de Ramsar (1971)

5.-ITINERARIO

Este es un itinerario matutino, quedando el sol a nuestra espalda en la mayoría de las charcas utilizadas por las aves.

1.- Iniciamos el recorrido partiendo del cruce de Santa Pola, visitando el Museo de la Sal (que en estos momentos funciona como Centro de Información de Parque) así como las charcas próximas, tanto a un lado como al otro de la carretera. Aquí podremos ver ya algunos flamencos, avocetas, cigüeñuelas, zampullines chicos, pollas de agua, fochas y algunas anátidas: pato colorado, porrón común…

Flamenco en las Salinas (S. Arroyo)

2.- La siguiente parada se encuentra siguiendo en dirección a La Marina, en un camino de tierra que sale a la derecha a unos 500 m del cruce, desde donde podremos contemplar toda la zona noreste de las salinas de Bras del Port. Este es un punto excelente para observar gaviotas (patiamarillas, reidoras, sombrías, Audouin y cabecinegras). En primavera se instalan colonias de avocetas y charrancitos en las motas. En las charquitas de aguas someras podemos ver chorlitejos, correlimos, cigüeñuelas y archibebes.
3.- Volvemos a la carretera nacional y nos detenemos en las instalaciones de las salinas de Bras del Port, donde veremos las imponentes montañas de sal, donde ésta se almacena. Desde finales de julio y agosto podemos contemplar cómo se recoge la sal de las charcas cristalizadoras próximas a la carretera.

Avoceta con sus crías en las Salinas de Santa Pola (S. Arroyo)

Avoceta con sus crías en las Salinas de Santa Pola (S. Arroyo)

4.- La siguiente parada es junto a la torre vigía de Tamarit, elemento señero de estas salinas, junto con los flamencos; la torre de Tamarit vigilaba esta zona de la costa de los ataques de los piratas berberiscos (estaba “comunicada”con la torre del Pinet o Pinillo, situada en la playa del Pinet -de la cual tan solo queda la base-, y con la torre de Escaletes, situada en el cabo de Santa Pola). Desde este punto (así como desde las charcas situadas unos 200 m antes) podemos observar gran número de gaviotas, flamencos, somormujos lavancos, fochas, limícolas, cormorán grande, espátula, tarro blanco (al fondo), garzas, pato colorado…En primavera-verano desde este punto, con catalejo, podemos observar al fondo, tras la pantalla de carrizos, las idas y venidas de la colonia de garzas de Irles. Unos 200 metros antes de la torre de Tamarit, junto a una verja de hierro, un azarbe con agua de mar pasa bajo la carretera. En sus aguas podemos ver mújoles, lubinas, sargos, doraditas, los cuales se esconden bajo la carretera.
5.- Seguimos y paramos unos 300 más allá de la torre; estamos frente a las charcas de Canalets y Cuadretas. Desde aquí podemos observar fácilmente aguilucho lagunero, somormujo lavanco, flamencos y garzas, anátidas como cerceta pardilla, tarro blanco, pato colorado y ánade real, charrán común, charrancito y fumarel cariblanco. Al fondo se instala una gran colonia de gaviota reidora. Se recomienda observar también los azarbes, pues la cerceta pardilla con frecuencia suele utilizarlos. En invierno además se ven patos cuchara, ánades rabudos, cerceta común y otros…De vez en cuando espátulas y moritos (éstos últimos cada día más regulares).
6.- La siguiente parada es frente a la carretera de entrada a las salinas de Bonmatí. Desde aquí podemos ver al fondo las instalaciones industriales de estas salinas. Este es un lugar de observación apropiado para ver tarro blanco, gaviota picofina y charranes, avocetas, cigüeñuelas, limícolas como archibebes, correlimos y agujas colinegras. Desde aquí veremos espléndidos bandos de flamencos y es habitual observar águila pescadora posada en postes y estacas.

charrancito en vuelo

charrancito en vuelo (S. Arroyo)

7.- Continuamos el itinerario, deteniéndonos a la derecha en un pequeño altozano cuando la carretera ya sale de las Salinas. Desde aquí podemos ver estas mismas aves y además desde esta pequeña altura tendremos una mejor posición para ver una mayor extensión de este magnífico humedal.
8.- Volvemos a la carretera nacional y tras pasar la gasolinera nos desviamos en la primera carretera asfaltada a la derecha, avanzamos unos 200 metros y nuevamente nos desviamos hacia el primer camino que sale a la derecha, pasamos entre unos chalets y antes de que el camino comience a bajar paramos (¡en estos momentos en esta zona está construyéndose la variante a La Marina, por lo que puede que el camino tenga que atravesar por alguna zona próxima¿?…), encontrándonos en otro estupendo punto de observación, situado a mayor altura que las Salinas, desde donde podemos contemplar una gran extensión del sector oeste; desde aquí podremos observar, desde la distancia, cigüeñuelas, avocetas, agujas colinegras, garcetas comunes y garzas reales (en primavera también otras garzas, debido al habitual trasvase de estas aves entre las Salinas y El Hondo), aguiluchos laguneros y cenizos –en función de la época-, así como grandes bandos de gaviotas reidoras y patiamarillas. Ocasionalmente podemos ver aves poco comunes como grullas, cigüeña blanca y otras…En los meses de septiembre y octubre podemos ver pasar también rapaces como abejero europeo, aguililla calzada, águila pescadora, aguilucho lagunero, gavilán…(¡con paciencia y oteando el cielo y el horizonte!).

Bando de espátulas en las salinas de Santa Pola (J. Ramos)

Bando de espátulas en las salinas de Santa Pola
(J. Ramos)

9.- Seguimos, regresando nuevamente a la carretera Nacional 332 que habiamos dejado en el punto anterior. Debemos cruzarla, tomando la primera carretera asfaltada a la izquierda de la gasolinera que nos llevará hasta las últimas charcas de Pinet, donde podemos dar un pequeño paseo entre las dunas y las salinas (¡Se recomienda no pasar entre las charcas a fin de no molestar a las aves excesivamente!). Esta zona es óptima para observar charranes patinegros, gaviotas picofina, cabecinegra y de Audouin, así como correlimos zarapitines y otros, archibebes, agujas y avocetas. Aquí recomendamos visitar el Centro de Información del Parque Natural, si para entonces está terminado…
10.- Por último, como final del recorrido, especialmente en invierno (de mediados de noviembre a últimos de febrero) se recomienda dar un paseo por el litoral del Pinet y desde la playa del Tamarit (situada nada más pasar las instalaciones salineras de Bras del Port) hasta la desembocadura del río Vinalopó, donde podremos observar limícolas como vuelvepiedras, correlimos tridáctilo, chorlito gris y, con suerte, aves marinas como negrón común, serreta mediana, alcas, somormujo lavanco, cormorán grande, pardela balear, alcatraz y págalo parásito; con vientos de levante, de moderado a fuerte, también es posible ver págalo grande.

Águila pescadora (S. Arroyo)

Águila pescadora (S. Arroyo)

11.- También puede recorrerse la zona periférica más interior de las Salinas, donde éstas contactan con campos de cultivo y zonas de saladar, donde podremos observar Terrera marismeña y Canastera así como diferentes pajarillos asociados a los medios de cultivo. Para acceder a este último paseo, tomamos la carretera que habiamos cogido en el punto 8, desviándonos a la derecha tras pasar la gasolinera, al poco llegamos a un stop, enlazando con la carretera de La Marina a Elche (CV-853); 100 metros antes de llegar al punto kilométrico 8 sale un camino “asfaltado” a la derecha, seguimos por él hasta llegar a un chalet donde se bifurca el camino, nuevamente continuamos por la derecha pasando entre varios chalets, seguimos y este camino termina en una carretera asfaltada, tomamos de nuevo a la derecha entre campos de cultivo. Más adelante pasamos frente a las instalaciones agropecuarias de Irles, que están valladas. Justo al terminar la valla otra vez a la derecha y avanzamos por este camino durante más o menos un kilómetro, terminando el itinerario, tomando algún camino adecuado a la izquierda o volviendo a las instalaciones agrícolas de Irles para tomar la carretera que parte de la puerta, enmarcada por dos Damas de Elche, para volver a la vereda de Sendres, CV-851.

Aguja colinegra en El Pinet. Foto: M.A.Andrés

9.-PROBLEMÁTICA

A pesar de ser un espacio protegido sobre el papel, este paraje –al igual que el resto de humedales- se encuentra todavía con una serie de factores lesivos de sus valores medioambientales, que no acaban de ser corregidos.
Entre estos factores tenemos los siguientes:
1.- Actividad constructora y urbanística desordenada, que no respeta en absoluto la figura del Perímetro de Protección del Parque, tanto en Santa Pola como en el término municipal de Elche, generalmente independiente del signo político del gobierno municipal, que es en definitiva el que reclasifica y modifica el PGOU del municipio y, por tanto, del Perímetro de Protección del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola.

2.- Importantísima mortandad de fauna atropellada en la carretera Nacional 332 que atraviesa el paraje.
3.- Caza de aves acuáticas, especialmente en los cotos interiores de las Salinas.
4.- Escasa y deficiente gestión del Parque, que es incapaz de impedir o regular diferentes actuaciones (acondicionamiento de motas, desecación de charcas, limpieza de azarbes con maquinaria pesada…) que ocurren durante el periodo de nidificación de las aves, con grave riesgo de abandono masivo de nidos cuando afecta a colonias de aves nidificantes.
5.- Sobrevuelo de avionetas y helicópteros a baja altura sobre las Salinas, que provoca importantes espantadas de las aves (¡a veces deliberadamente provocado!), inclusive en periodo de reproducción, con el consiguiente riesgo de abandono de nidos.
6.- Presencia de perros asilvestrados.
7.- Caza furtiva.
8.- Uso de Cañones sonoros para espantar a los Cormoranes Grandes (¡sin ningún control!), con utilización de éstos incluso ya iniciado el periodo de nidificación de muchas aves, con las consiguientes molestias, sustos y abandono de nidos.
9.- Presencia de un vertedero de residuos sólidos en la zona noreste
10.- Acceso de vehículos incontrolados a la zona de la Playa del Tamarit, especialmente durante el verano, a pesar de los mecanismos-barrera instalados (zanjas, vallas) para proteger la vegetación de la zona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: