AHSA LANZA UNA CAMPAÑA PARA ALEGAR CONTRA LA CONCESIÓN DE UN RESTAURANTE EN EL FARO DEL CABO DE LA HUERTA Y PROMOVER UN CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE SU PATRIMONIO NATURAL, CULTURAL Y PAISAJÍSTICO

Cabo Huertas (E. Gomis)

La Autoridad Portuaria de Alicante ha sometido a información pública hasta el 2 de septiembre la concesión de parte de las edificaciones situadas en el recinto del faro del Cabo de la Huerta para la instalación de un restaurante y un gran velador al aire libre. La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) considera completamente inapropiado que se autorice la instalación de un restaurante en un emplazamiento como el faro del Cabo de la Huerta y cree que las construcciones en las que quiere habilitarse deberían destinarse en su integridad a un centro de interpretación de los valores naturales, culturales y paisajísticos del Cabo y su entorno marino (LIC marino del Cap de l’Horta), tal y como se ha hecho en el faro del Cabo de San Antonio en Xàbia (centro de interpretación del P.N. del Montgò y de la reserva marina del Cabo de San Antonio).

AHSA sostiene que en el entorno urbano del Cabo de la Huerta y de la playa de San Juan hay infinidad de restaurantes, por lo que no es necesario en absoluto la instalación de uno más en un edificio histórico situado en un espacio natural de gran interés. En Alicante, sin embargo, no hay ningún centro de interpretación de este espacio natural, por lo que el faro podría alojar una exposición permanente que diera a conocer los valores y singularidades tanto del propio Cabo como de su entorno marino.

Charran patinegro en el cabo Huertas (M. A. Andrés)

Los conservacionistas alertan de que la puesta en funcionamiento del uso hostelero propuesto generará problemas de contaminación acústica y lumínica sobre un entorno litoral que conserva aún gran parte de su naturalidad, denunciando que el proyecto no menciona las fichas que el Catálogo de Protecciones de Alicante dedica, desde 2017, al BIC del faro y al Cabo de la Huerta en sus secciones de patrimonio cultural, natural y paisaje, ignorándose además las determinaciones del Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (PATIVEL). También destacan que no se aporte ningún estudio de impacto ambiental ni de integración paisajística, y que en el proyecto figure un simple corta-pega de una ficha del Ministerio de Transición Ecológica que no responde a la realidad de la biocenosis del Cabo, un sector costero de importancia para variadas especies de aves marinas, tanto para alimentarse como para descansar en los propios escollos del Cabo, en los que es habitual que se formen concentraciones de gaviotas de Audouin, charranes patinegros o cormoranes moñudos.

Chorlitejos patinegros en el cabo Huertas (J. Ramos)

El grupo ecologista ha iniciado una campaña para promover la presentación de alegaciones en contra de esta concesión y a favor de un centro de interpretación del Cabo que debería impulsarse de común acuerdo entre la Autoridad Portuaria, la Generalitat y el Ayuntamiento de Alicante. Para ello ha redactado un modelo de alegaciones tanto para ciudadan@s a título individual como para asociaciones o entidades, modelos que pueden descargarse en la página web de AHSA http://ahsa.org.es/no-a-la-instalacion-de-un-restaurante-en-el-faro-del-cabo-de-la-huerta-y-si-a-un-centro-de-interpretacion-de-sus-valores-naturales-culturales-y-paisajisticos

En cuanto a la mercantil seleccionada para esta concesión, AHSA considera preocupante que haya recaído en una empresa propietaria de un conocido restaurante alicantino que precisamente está instalado en un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) en el que se realizaron reformas que fueron denunciadas por el propio Ayuntamiento de Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: