CONTINUA EL DECLIVE DEL CHORLITEJO PATINEGRO EN EL SUR DE ALICANTE

VUELVE A DESCENDER EL NÚMERO DE PAREJAS REPRODUCTORAS EN EL SUR DE ALICANTE TRAS EL LEVE REPUNTE DE 2020

Chorlitejo patinegro en el cabo de la Huerta (J. Ramos)

El chorlitejo patinegro Charadrius alexandrinus es un pequeño limícola asociado en el sur de Alicante a humedales salinos y arenales costeros. Hasta hace unos años se trataba de una especie frecuente en nuestras comarcas que paulatinamente  ha ido perdiendo efectivos de manera alarmante. En el año 2013 es incluido en el Catálogo valenciano de especies amenazadas de fauna, con la categoría de Vulnerable. Desde ese año se realizan censos específicos organizados por la Generalitat Valenciana, en los que participa AHSA. Estos censos se realizan con una metodología especialmente diseñada para detectar la presencia de parejas reproductoras de la especie, así como de los impactos que les afecta.

Chorlitejos patinegros en la playa de La Mata (J. Añel)

Recientemente el Servicio de Vida Silvestre ha redactado un informe con los resultados de los censos correspondientes a 2021, que ha sido remitido a los participantes en los censos. Desde el inicio de los censos específicos de chorlitejo patinegro en 2013, el declive de la especie en el sur de Alicante es patente. Durante 2021 hay un claro retroceso, tras el ligero aumento registrado en 2020, esta última primavera baja, por vez primera,  de la barrera de las 100 parejas reproductoras. En concreto se establece un rango de 79-84 parejas para el sur de Alicante.

En la provincia de Valencia, no solamente se mantiene la población, si no que ha aumentado ligeramente en los últimos años. En Castellón se  ha perdido cerca de la mitad de las 39 parejas censadas en 2013. En Alicante la situación es bastante más preocupante, los tradicionales enclaves mayoritarios para la especie que eran los parques naturales de las lagunas de La Mata y Torrevieja, las Salinas de Santa Pola y en menor medida El Hondo, que en 2013 albergaban 202 parejas, que suponían casi el 50% de toda la población reproductora del País Valenciano, en 2021 solamente se registran 52 parejas, la cuarta parte de la población existente desde que se inició el seguimiento de la especie.

Cópula de chorlitejo patinegro en las salinas de Santa Pola (J. Ramos)

Con respecto a los impactos que sufre la especie, destacar las molestias provocadas en el litoral por la limpieza con maquinaria pesada de las playas. En cuanto al descenso de la población en los humedales, no se han detectado cambios relevantes en el hábitat o en el manejo del territorio afectado. No obstante se deberían de tomar algunas medidas que sin duda beneficiarán a la especie. Por ejemplo en fincas propiedad de la Generalitat se podría hacer actuaciones de manejo del hábitat en  determinadas charcas, para crear orillas libres de vegetación que faciliten la nidificación de la especie. Recordar que cuando se realizaron los movimientos de tierras para el acondicionamiento de las charcas de nueva creación en la finca del Rincón en El Hondo, nidificaron varias decenas de parejas de chorlitejo patinegro en sus orillas y que se fue reduciendo su número según crecía la vegetación en las orillas o directamente eran plantados tarajes en las mismas.

Chorlitejo patinegro atrapando un escarabajo en las dunas de Guardamar (S. Arroyo)

En el caso de las playas de Elche y Guardamar del Segura se debe conseguir la colaboración de los respectivos ayuntamientos en la conservación de la especie.  En Guardamar, generalmente se cumplía  el protocolo de limpieza de las playas naturales, aunque el pasado 2021 detectamos la entrada de maquinaria en una gran sector de la playa del Moncayo, donde hasta la fecha nidificaban varias parejas de chorlitejo, situación que sin duda habrá influido en el descenso del número de parejas en este municipio costero (24-25 en 2020 y 11-14 en 2021).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.