VISITA AL HONDO

 

Observando aves en la pasarela de Poniente Norte, El Hondo (S. Arroyo)

Este sábado nos damos cita para realizar la última salida al campo organizada por AHSA, para este año. En esta ocasión hemos reservado plaza para entrar a los embalses propiedad de Riegos de Levante en el Parque Natural de El Hondo. Las condiciones de la visita exigen estar a las 8’30h en la Puerta Norte de este espacio natural, cuando un miembro del personal del parque abre las puertas para que entremos los visitantes. Una vez dentro, el técnico debe volver al Centro de Información, para atenderlo y vuelve a las 11’30h para abrir las puertas para que salgamos los visitantes. Es penoso que un parque natural de la importancia y el interés de El Hondo carezca de personal suficiente.

Embalse de Poniente en El Hondo (M. A. Pavón)

Acudimos 8 personas a la convocatoria, una mañana que pese a la previsión de rachas de viento, se presenta calmada y soleada, excesivamente cálida para las fechas en que estamos, pero eso ya no es una novedad. La primera parada la hacemos en la pasarela que bordea el saladar de Poniente Norte, desde donde observamos en un lejano eucalipto seco a un águila perdicera posada, además de un ratonero y un águila calzada posados en otros árboles del entorno, en vuelo los omnipresentes aguiluchos laguneros, repasando matorrales y charcas con su incansable vuelo. Desafortunadamente nos falta el águila moteada. Un bando de unas 50 avefrías nos sobrevuela, mientras grupos de moritos vuelan entre el saladar y la lámina de agua. En los tarays de alrededor pululan numerosos mosquiteros y entre ellos destaca un bonito pechiazul. En las orillas más cercanas del embalse de Poniente encontramos varias garzas reales, un bando de flamencos juveniles, un cercano grupo de patos colorados nadan y vuelan en un bandito compacto, más allá  centenares de patos cucharas, la anátida más abundante con diferencia,  dormitan en este sector del embalse, además de  somormujos lavancos, zampullines chicos y cuellinegros y cormoranes grandes. En la lejanía se extiende un denso y extenso bando de fochas.

Canal central (M.A. Pavón)

Continuamos hasta la siguiente parada, la torre, que nos ofrece una mejor visión de la zona norte del embalse de Poniente, cuando los cucharas despiertan de su  letargo y levantan el vuelo. En la espesura emiten los reclamos típicos las ruidosa pero discreta avifauna de carrizal, avetorillos, rascones y calamones nos avisan de su presencia. Del otro lado del canal Central en el saladar del coto de Galiana, avocetas y avefrías descansan al sol mañanero, mientras que varias cigueñuelas y media docena de combatientes con un par de correlimos comunes, picotean afanosos los menguados charcos del saladar.

Las paradas en los observatorios del Calamón y el Tojo, nos deparan, además de las especies ya comentadas, buenos grupos de porrones comunes, tarros blancos de los que Miguel Ángel llega a contar 360 ejemplares y  malvasias cabeciblancas que con un rápido conteo entre los grupos más próximos llegamos a los 70 ex. Entre los porrones comunes destaca un porrón pardo, una bonita observación de esta escasísima especie.

Charca Norte (M. A. Pavón)

Una última parada en la torre de Fort Apache, donde apenas vemos 3 malvasias y una focha en la cercana charca norte y del otro lado en el embalse de Levante,  unas pocas decenas de patos cucharas entre las matas de carrizo de la zona más cercana a la torre. Sin apenas darnos cuenta, llega la hora de volver a la puerta norte, con lo que damos finalizada esta breve pero intensa mañana hondeña.

Texto Sergio Arroyo Morcillo

2 Responses to VISITA AL HONDO

  1. Sonia dice:

    Parece que no sólo la mañana era preciosa,sino que además os regaló el avistamiento de una gran variedad de aves. A ver si se mantiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.