VISITA DE AHSA AL HONDO

En la pasarela de Poniente Norte (F. Adam)

El pasado sábado 18 organizamos la última salida al campo organizada por AHSA para este 2021. Como muchos inviernos, decidimos hacer una visita a los embalses de Riegos de Levante en el Parque Natural de El Hondo, el verdadero corazón del parque natural, que pese a todo sigue siendo un espectáculo para todos aquellos que nos entusiasma la Naturaleza.

A la cita acudimos quince personas, el aforo completo de las plazas que habíamos reservado. La mañana se presentó muy nubosa, aunque con una visibilidad muy aceptable ya que no había nieblas ni acumulaciones de humo por la quema de podas, tan frecuentes en esta época del año,  y pese a que chispeó levemente al principio,  no acabo lloviendo. Además, la ausencia de viento, hizo que las condiciones fueran muy agradables para esta breve visita a la denominada ruta roja del Hondo.

Poniente Norte (M.A. López)

En la primera parada, en la pasarela de Poniente Norte, encontramos a la habitual águila moteada de este sector del parque natural sobre unos eucaliptos secos de la zona del Bosquet,  un poco más allá de su posadero habitual. El bajo nivel de las aguas en el embalse de Poniente dejaba la avifauna acuática bastante alejada, incluso para los telescopios. Entre las anátidas se intuía una mayoría clara de patos cuchara y de tarros blancos en menor número.  Mas accesibles,  bandos  de avefrias y algunas avocetas descansaban en las orillas, levantadas ocasionalmente por el vuelo  de los numerosos aguiluchos laguneros que se aproximaban más de la cuenta. Una solitaria águila pescadora descansaba en un taray seco.

Por el camino destaca la escasez de paseriformes, incluso de los habituales mosquiteros comunes. Bajo uno de los eucaliptos encontramos un montón de plumas de ratonero, evidencia de que había sido presa de alguna otra rapaz. En el observatorio del calamón un gran bando de varios centenares de pequeños limícolas picoteaban los barrillos semisecos de una replaceta de delante del observatorio. La mayor parte correlimos comunes y menudos, con algunos chorlitejos grandes y patinegros.

Fort Apache (M.A. López)

La siguiente parada, el observatorio de Fort Apache, donde hacemos una espera para intentar localizar al águila moteada fulvescens que se suele mover por la zona sur del parque. A la fulvescens no la localizamos, pero sí a otra moteada posada en uno de los grandes eucaliptos que jalonan el camino central.  El tiempo vuela y hay que volver a la entrada a las 11’30h, adonde llegamos apurando el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.