LA CAZA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA, LEGISLAR DE ESPALDAS A LA SOCIEDAD

LOS ECOLOGISTAS CONSIDERAN QUE LA GENERALITAT PRIMA LA CAZA SOBRE LAS ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE

Esta semana la Consellería de Transición Ecológica ha publicado la resolución por la que se regula la caza en la Comunidad Valenciana para la temporada 2020-2021. En ella se mantiene la autorización de la actividad cinegética en las denominadas zonas comunes. La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) denuncia que mantener esa figura convierte a los campos y montes de la Comunidad Valenciana en un gigantesco cazadero suponiendo un peligro para los miles de personas que a lo largo del año salen al campo a realizar actividades al aire libre, además de una presión intolerable hacia el medio natural.

Salida de AHSA en la sierra de Aitana

El grupo ecologista recuerda que la caza en la Comunidad Valenciana se regula a través de una ley aprobada en 2004, en ella se contempla la existencia de las mencionadas zonas comunes de caza. Esta figura se aplica a cualquier terreno rústico que no esté incluido en un coto de caza o en aquellos que por sus valores ambientales deban ser preservados a través de las contadas Reserva de Fauna existentes.

AHSA afirma que esta legislación supone en la práctica una extorsión a los propietarios de terrenos rústicos, en ocasiones administraciones públicas como ayuntamientos, obligándoles a mantener sus propiedades en cotos de caza, ya que en caso de segregar sus terrenos del coto, automáticamente se convierte en Zona Común de Caza y pasan a ser terreno libre para cualquier cazador con licencia en la Comunidad Valenciana.

Por este motivo, los ecologistas, han solicitado en reiteradas ocasiones a la Generalitat Valenciana que modifique la actual ley de caza, para que únicamente se permita cazar en los cotos debidamente legalizados y controlados por la Administración.

Coto de La Raja en el Parque Natural de El Hondo(J. Marco)

Amigos de los Humedales sostiene que la afición de matar fauna salvaje tiene cada vez menos peso en la sociedad valenciana algo que se refleja en la constate caída en el número de licencias de caza en la Comunidad Valenciana. Con 9.340 licencias menos entre 2017 y 2018, supone un descenso del 25% durante el último año del que hay datos disponibles, según reflejan las estadísticas publicadas por la Generalitat Valenciana, en las que se contabilizan un total de 36.829 licencias en 2018.

El colectivo ecologista, afirma que por el contrario en las últimas décadas la sensibilización social hacia la protección de la naturaleza ha avanzado de forma importante, reflejado por ejemplo que solamente el número de licencias en la Federació d’Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana, la federación con mayor número de afiliados a clubes de montaña de toda España, alcanza las 19.102 personas federadas en 2018, de ellas 11.348 en la provincia de Alicante, donde hay registrados 10.800 cazadores.

Salida de AHSA en el río Chícamo

AHSA considera inexplicable que la Generalitat Valenciana mantenga una legislación cinegética completamente anacrónica que prima de forma injustificada el ejercicio de la caza en la mayor parte del territorio valenciano, frente a la creciente popularización de todo tipo de actividades en el medio natural como el senderismo, la bicicleta, el montañismo o la escalada, con peligro en ocasiones para los usuarios de estas actividades, que por otra parte son la base del turismo rural, una importante fuente de ingresos para los municipios del interior de la Comunidad Valenciana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: