LA DENUNCIA DE UN VECINO DE GRAN ALACANT REABRE LA POLÉMICA SOBRE LA CAZA EN LA SIERRA DEL CABO DE SANTA POLA

MARGALLÓ- ECOLOGISTES EN ACCIÓ Y AHSA VUELVEN A RECLAMAR EL CESE DE LA ACTIVIDAD CONEGÉTICA EN EL CABO DE SANTA POLA

Acantilado de la sierra de Santa Pola desde la costa (O. Aldeguer)

Mañana tendrá lugar en el Juzgado de Instrucción no 3 de Elche el juicio por delitos leves consecuencia de la denuncia presentada por un vecino de Santa Pola contra dos cazadores. Los hechos acaecieron en octubre pasado, cuando el denunciante, que paseaba con sus hijos cerca de su residencia, llamó la atención a unos cazadores por disparar por encima de la verja de una casa. El vecino, que fue increpado y amenazado por uno de ellos, llamó entonces a la policía local, que se personó en el lugar procediendo a la identificación de los cazadores.

La denuncia al parecer no es la primera que se presenta por incidentes de vecinos de las urbanizaciónes de Gran Alacant con cazadores y pone en tela de juicio la existencia de un coto de caza en el cabo de Santa Pola. En opinión de Margalló- Ecologistes en Acció y AHSA, la existencia de un coto de caza en un espacio tan cercano a zonas urbanizadas es más que cuestionable, máxime cuando dicho espacio es frecuentemente utilizado por los vecinos como área de esparcimiento. Por ello han vuelto a pedir la supresión de la caza en este paraje, el cual recordemos va a ser declarado paraje natural municipal por el ayuntamiento de Santa Pola. Para los ecologistas, es incompatible la protección de los valores medioambientales del paraje y su uso y disfrute por parte de todos los ciudadanos con la existencia de un coto de caza, que coarta precisamente ese derecho.

Finalmente, desde Margalló y AHSA vuelven a arremeter contra la Ley de Caza de la Comunidad Valenciana. Según estos grupos, resulta incomprensible que, en unos terrenos de propiedad municipal, el propio ayuntamiento no pueda prohibir la actividad cinegética y se vea obligado a aceptar la existencia de un coto de caza, so pena de que los mismos sean declarados Zona Libre de Caza, dejando la puerta abierta a que cualquier persona con licencia pueda cazar en ellos. Demandan por ello la derogación de esta norma, que en el caso de la Sierra de Santa Pola podría conducir a que se produjera una tragedia, dado el elevado riesgo de que una persona pueda ser alcanzada por un disparo, hecho evidenciado en la denuncia que mañana se juzga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: