AHSA RECURRE LA LEGALIZACIÓN DEL CENTRO COMERCIAL CONSTRUIDO SOBRE SUELO PROTEGIDO DE LA DESEMBOCADURA DEL SEGURA

Centro comercial construido en la zona húmeda protegida de la Desembocadura del río Segura, al fondo el puente de Hierro y el castillo de Guardamar (M.A. Pavón)

El pasado mes de febrero la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica aprobó una Orden por la que acordaba iniciar el procedimiento de modificación del Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana. Entre los cambios propuestos se encuentra la descatalogación de una parcela de la zona húmeda protegida de la Desembocadura del río Segura en la que en 2004 se construyó un centro comercial que fue denunciado ese mismo año ante el SEPRONA por la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA). La parcela, situada en término municipal de Guardamar del Segura, tiene una superficie aproximada de 7.000 metros cuadrados.

La denuncia de la construcción del centro comercial, sobre suelo no urbanizable de especial protección, dio paso a la apertura de diligencias previas por un juzgado de Torrevieja, aunque éstas fueron finalmente archivadas, según informa AHSA. La asociación conservacionista, ante el intento de la Generalitat Valenciana de legalizar ahora el edificio a través de la modificación del catálogo valenciano de zonas húmedas, ha interpuesto un recurso de reposición contra la Orden aprobada por la conselleria, oponiéndose a la descatalogación de ese sector de la zona protegida y solicitando que se elimine de la Orden dicha descatalogación.

Fotografía aérea con las delimitaciones de la zona húmeda protegida (azul) y la parcela urbanizada (rojo) (M.A. Pavón)

El grupo ecologista considera que las obras de urbanización y construcción en dicha parcela, situada entre el cauce viejo del río Segura y el Canal de Riegos de Levante, nunca debieron permitirse por parte del Ayuntamiento de Guardamar del Segura y de la Generalitat Valenciana, exigiendo a ambas administraciones el inicio inmediato de un expediente de restauración de la legalidad urbanística que conlleve la demolición de todas las obras de urbanización y construcción realizadas sobre un suelo que se encuentra protegido desde que en el año 2002 se aprobó el vigente Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana, así como la restauración ecológica de la parcela con especies vegetales autóctonas apropiadas.

AHSA advierte que el actual edificio terciario de uso comercial existente en la parcela es un edificio en estado de abandono que actualmente casi no tiene actividad terciaria y que presenta numerosos espacios vandalizados que suponen un peligro para cualquier persona que pueda internarse en ellos. Su demolición es por ello también necesaria para garantizar la seguridad de las personas.

Interior vandalizado del centro comercial (M.A. Pavón)

Por otra parte, AHSA recuerda que las obras realizadas invadieron una vía pecuaria catalogada denominada “Camino de Torrevieja” y que el conjunto paisajístico de bienes de interés que conforman el Puente de Hierro, el Molino y la Presa de San Antonio, y las Compuertas y el Canal de Riegos de Levante, se encuentra en la actualidad gravemente alterado por esta construcción ilegal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: