FRACASO DE LA COLONIA DE LAROLIMÍCOLAS DEL PINET

 

 

Salinas del Pinet

Salinas del Pinet

Ayer por la mañana constatamos el abandono de la totalidad de las 100 parejas de gaviota picofina que se habían instalado en la isla norte de las salinas del Pinet. Desde el pasado día 27 de mayo detectamos un paulatino abandono de nidos de la especie con solamente 37 nidos ocupados y sin embargo no se observaba ningún pollo en las inmediaciones, aunque permanecían allí más de 200 aves adultas. El viernes 30 de mayo el número de nidos ocupados era de solamente 22 y seguía sin verse ningún pollo y había posada una gaviota patiamarilla a poca distancia de los nidos, sin que ninguna de las aves nidificantes en la isla,charranes, avocetas y picofinas reaccionaran ante su presencia.  Ayer, 3 de junio, no había rastro de las picofinas, solamente unas 6 parejas de avoceta estaban en la isla  y acosaban a alguna picofina que sobrevolaba la zona.   Además los charranes comunes de esa isleta habían desaparecido (unas 17 pp.) , no solamente eso sino que los   que  nidificaban en las primeras isletas, junto  al aparcamiento ( al menos otras 30 parejas),  también habían desaparecido. En ellas pudimos observar al menos dos ejemplares adultos muertos. En la tercera isleta todavía se podía ver alguna avoceta incubando.

Finalmente parece que los bajos niveles de agua que tuvieron las charcas durante el mes de mayo ha tenido nefastas consecuencias, al desalentar para iniciar la reproducción a buena parte de los varios centenares de charranes y gaviotas picofinas que se encontraban en la zona en esas fechas. Seguramente el fracaso de esta zona podremos atribuirlo a  la gaviota patiamarilla, aunque no hemos presenciado ataques directos de la especie, ha seguido un patrón de abandono progresivo como el sufrido en temporadas anteriores en la laguna de La Mata, donde ejemplares de gaviota patiamarilla se tragaban literalmente varios ejemplares de pollitos de picofina en cuestión de un minuto.

En cuanto al abandono de los charranes en las isletas pequeñas, es la primera vez que ocurre, y a la espera de obtener información del Centro de Recuperación de Fauna que acudió a la zona al ser avisado de la existencia de aves muertas en la isla, podríamos especular que ese segundo ataque podría deberse a un perro, del que se observaron huellas en las orillas de la charca.

AHSA presentará un escrito ante Consellería, para que una vez finalizada la temporada de reproducción,  se adopten las medidas necesarias para evitar que este tipo de episodios  vuelvan a ocurrir. Afortunadamente, esta mañana hemos podido ver a más de doscientos pollos de picofina en la isla de La Mata, con un tamaño suficientemente grande para que no se produzca un ataque de gaviotas patiamarillas. Esperemos que culminen su periodo reproductor con éxito.

 

Texto y foto de Sergio Arroyo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: