LA CERCETA PARDILLA EN SITUACIÓN CRÍTICA

 

Pardilla LFSMacho de cerceta pardilla en el Clot de Galvany (L. Fidel)

Desde el pasado año 2012 los niveles hídricos del Parque Natural de El Hondo ha permitido que la población de la mayor parte de las especies de aves acuáticas de este espacio natural se hayan recuperado después de  que los embalses de la Comunidad de Riegos de Levante,  que suponen más del 65% de la superficie protegida, hubieran pasado varios años prácticamente secos. Concretamente desde 2005, en que a raíz de la aprobación del Decreto de Conservación de la Malvasia cabeciblanca Oxyura leucocephala, se inicia un conflicto entre los propietarios de los embalses y la Generalitat Valenciana y éstos se niegan sistemáticamente a elevar agua a los embalses durante varios años. Curiosamente, se ha dado la paradoja  de que El Hondo se ha mantenido prácticamente seco, mientras los embalses de la cuenca del  río Segura se encontraban en máximos históricos en cuanto a volumen de agua embalsada.

Desde las entidades conservacionistas que trabajan por la protección de las zonas húmedas mediterráneas, valoran positivamente este cambio de actitud y  que este magnífico espacio natural que es El Hondo, pueda seguir cobijando a la gran diversidad de especies asociadas a estos ecosistemas.

 

Embalse de levanteEmbalse de Levante en el Hondo (M. Ferrández)

No obstante, la Cerceta pardilla  Marmaronetta angustirostris la anátida más emblemática de los humedales sudalicantinos, y que al igual que la Malvasía cabeciblanca, está catalogada “En Peligro de Extinción” por el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas de Fauna, no solamente no ha visto incrementada su escasa población reproductora en El Hondo, sino que  en 2013 no se ha llegado a comprobar la reproducción de ninguna pareja. La situación en el resto de zonas húmedas no es mejor, llegando este año a tan solo 3 parejas en toda la Comunidad Valenciana.

La precaria situación de la especie no es nueva, ya en 2009, con 9 parejas censadas en todo el ámbito de la Comunidad, AHSA solicitó por escrito a la Consellería de Medio Ambiente la aprobación del preceptivo Plan de Recuperación de la Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris) en la Comunidad Valenciana y al  Ministerio de Medio Ambiente la aprobación del Plan Estatal de esta especie, legislación que debe designar como áreas críticas, entre otras, diversos humedales del sur de Alicante, en especial los parques naturales de El Hondo y de las Salinas de Santa Pola, así como otras zonas húmedas donde ha nidificado la especie. En enero de 2013 se volvió a presentar  escritos ante ambas administraciones, urgiendo a la aprobación de los respectivos planes de conservación  y a la adopción de medidas de protección de la especie.

En contestación a este último escrito, el Director General de Medio Natural, informó a AHSA de que había dado las ordenes oportunas para que finalice la redacción del mismo. La respuesta de la Consellería de Medio Ambiente  incluía un informe con la situación de la especie y las distintas actuaciones que se han llevado a cabo en favor de la conservación de la especie. Entre ellas se menciona la puesta en marcha de un programa de  cría en cautividad y la liberación de ejemplares procedentes de éste con el fin de reforzar la población. Esta iniciativa es imprescindible para la recuperación de la especie  ya que debido al escaso número de parejas reproductoras (3 en toda la Comunidad Valenciana), el contingente  actual es demasiado bajo para garantizar la viabilidad de la población.

Pardilla polloscopiaCerceta pardilla con un pollo en la charca de la Manzanilla (S. Arroyo)

 La mayor parte de los ejemplares de cerceta pardilla, al comienzo del otoño cuando ya ha terminado el periodo reproductor, migra a los humedales norteafricanos, donde pasa el invierno, momento en que se inicia la temporada de caza. Desde hace años, seguramente con motivo del aumento de temperaturas provocado por el cambio climático, la migración de las pardillas y la llegada de las anátidas invernantes procedentes del norte de Europa se retrasa cada vez más, por lo que al inicio de la temporada de caza de aves acuáticas, el 12 de octubre, se daba la situación de que se formaban las concentraciones premigratorias de cercetas pardillas, no habiendo llegado todavía las aves acuáticas calificadas como cinegéticas, por lo que muchas de éstas fueron abatidas en los cotos de caza.

Para evitar que se repita esta situación, AHSA pidió el pasado mes de abril, a través de un escrito, a la Consellería de Medio Ambiente que con anterioridad a la liberación de aves procedentes de la cría en cautividad, se retrase en al menos un mes el inicio de la temporada de caza en los cotos de aves acuáticas del sur de Alicante, con lo que se aseguraría que ya hayan migrado la mayor parte de las cercetas pardillas y que las especies consideradas cinegéticas ya hayan llegado a las zonas húmedas del sur de Alicante.

Desafortunadamente, la comprometida situación de la especie no solamente se circunscribe al sudeste peninsular sino que afecta a toda España, siendo  en estos momentos una de las aves más escasas en nuestro país, mas incluso que otras especies como el Quebrantahuesos, el Aguila imperial o la Cigüeña negra, con el agravante de que siendo el único país europeo donde habita la Cerceta pardilla somos responsables de su futuro en todo el continente.

Pardilla muertaEjemplar muerto de cerceta pardilla en El Hondo (M. Ferrández)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: