AHSA ADVIERTE DE LA LLEGADA DE UNA PELIGROSA PLANTA INVASORA AL CLOT DE GALVANY Y DEL PELIGRO DE QUE TAMBIÉN AFECTE AL HONDO

Espigas de rabo de gato

Las especies exóticas invasoras constituyen una de las mayores amenazas para la biodiversidad y el funcionamiento de los ecosistemas naturales. La invasión por herbáceas exóticas se ha convertido en un fenómeno mundial, a causa de su utilización para la fijación de suelos o en jardinería. Es el caso del rabo de gato (Pennisetum setaceum) una especie botánica, incluida en el anexo I del Catálogo español de especies exóticas invasoras, que está teniendo una veloz propagación durante los últimos meses en el sur de la provincia, alerta la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante.

Nucleo de rabo de gato naturalizado en el campo de Elche a 2 km de El Hondo

AHSA asegura que pese a las actuaciones llevadas a cabo por la Consellería de Medio Ambiente, para la eliminación de áreas con una densidad elevada de estas plantas, en espacios naturales y monte público, en los últimos meses se esta detectando su presencia en lugares donde no se encontraba anteriormente. Especialmente preocupante es su llegada al Clot de Galvany y su rápida extensión hacia el sur del término municipal de Elche, a través de la carretera de Elche a Dolores, encontrándose en la actualidad algunos núcleos de rabo de gato naturalizados, en las cercanías del Parque Natural de El Hondo.

 

El grupo ecologista recuerda que es una especie con un alto potencial invasor, que en otras zonas de nuestro país, como Canarias y Andalucía, esta provocando considerables daños tanto al medio natural como al agrícola y que pese a la expresa prohibición para su posesión, transporte o venta, todavía hay viveros que continúan vendiendo ejemplares de rabo de gato e incluso algunas administraciones públicas lo continúan utilizando en zonas verdes. Además advierte que su propagación a través de las cunetas y márgenes de carreteras, las convierten en un importante vector de propagación de ésta, siendo los ecosistemas áridos y semiáridos muy sensibles a la posible invasión de esta especie.

Pennisetum en una zona verde en la ciudad de Alicante

Sus características ecológicas y botánicas la convierten en una especie potencialmente peligrosa: plantas perennes de hasta 20 años de vida, adaptada a todo tipo de suelos, a la falta de agua y a las altas temperaturas, siendo muy resistente al fuego que incluso promueve la regeneración y rejuvenecimiento de las poblaciones, además se ha detectado un incremento de la intensidad y la frecuencia del fuego en aquellas zonas donde existen grandes poblaciones. En cuanto a su repercusión sobre el medio agrícola, por sus características, puede llegar a ser un grave problema en olivar, viñedos, cultivos leñosos en general, dehesas y pastizales.

Ante esta situación, AHSA ha presentado un escrito ante la Consellería de Medio Ambiente, en la que solicita la puesta en marcha de un plan de acción contra el rabo de gato, (Pennisetum setaceum), que comprenda medidas de concienciación y divulgación de peligro que supone la utilización de esta especie, así como la coordinación con las diferentes administraciones para el control de la especie y sobretodo detener su expansión hacia las zonas húmedas del sur de Alicante, asimismo piden que se establezcan unas directrices técnicas adecuadas para el control, manejo y eliminación del rabo de gato.

Deja un comentario