AMIGOS DE LOS HUMEDALES PIDEN QUE SE PROHIBA LA CAZA EN EL ENTORNO DE LAS LAGUNAS DE RABASA

MIEMBROS DEL GRUPO ECOLOGISTA TUVIERON UN INCIDENTE CON CAZADORES EN ESA ZONA HÚMEDA

Lagunas de Rabasa (M. Pavón)

Durante el pasado fin de semana, dos miembros de la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) que se encontraban observando aves en las lagunas de Rabasa, tuvieron que abandonar la zona ante la actitud amenazante de varias personas armadas con escopetas de caza, que realizaron varios disparos en su proximidad con evidente intención intimidatoria.

La práctica de la caza en el entorno de las lagunas de Rabasa, pese a que estos terrenos no pertenecen a ningún coto de caza, está contemplada en la vigente Ley de Caza de la Comunidad Valenciana, donde cualquier terreno rústico que no tenga ninguna figura de protección es considerado como Zona Común de Caza y en él puede cazar cualquier persona que disponga de la reglamentaria licencia de caza.

Según AHSA estos hechos vuelven a evidenciar la peligrosa situación que provoca cada fin de semana la actual legislación cinegética, en este caso un espacio natural periurbano que pese a que durante esta legislatura se iniciaron los trámites para su declaración como Paraje Natural Municipal, no se ha tomado ninguna medida para protegerlo. Ante esta situación, el grupo ecologista ha presentado sendos escritos, uno a la Consellería de Medio Ambiente para que prohíba la caza en el entorno de esta zona húmeda y un segundo al Ayuntamiento de Alicante, para que inste a la Consellería a que adopte esta medida.

Focha con pollos en las lagunas de Rabassa (M. Navarro)

Amigos de los Humedales ya pidió en 2016 a la Consellería de Medio Ambiente que se suprimiera la figura de las zonas comunes de caza y considera absurdo que la actual legislación autorice la actividad cinegética en zonas que no están sujetas a ningún tipo de control específico, salvo el proporcionado por los escasos agentes medioambientales, que no son suficientes ni para controlar los cotos de caza reglamentados, poniendo en riesgo la seguridad de muchos usuarios del medio natural ajenos a la caza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: