Salinidad y disponibilidad de alimento en la laguna de La Mata

 

Laguna de La Mata

La laguna de La Mata funciona como una gran balsa concentradora, una vez que el agua de mar, allí embalsada a través de un canal excavado (el acequión), alcanza una salinidad suficiente es trasvasada mediante impulsión a través de otro canal hacia la laguna de Torrevieja, donde se cosecha la sal. Para aumentar la producción salinera, desde mediados de los años 70 del siglo XX, a esta laguna le llega salmuera a través de una tubería desde el domo salino de Pinoso.

El grado de salinidad afecta de forma importante a la artemia salina, pequeño crustaceo que es la base de la alimentación de la avifauna propia de los humedales hipersalinos, normalmente la alta salinidad que suele registrar la laguna de Torrevieja, impide la proliferación de artemia salina, lo que limita la presencia de avifauna. En cambio en la laguna de La Mata, con una menor salinidad, suele acoger a un mayor número de aves.

Ya hace años que cíclicamente se registra una llamativa escasez de aves en la laguna de La Mata, ligada a una elevada salinidad y provocada por unos niveles bajos de agua con el objetivo de aumentar la producción salinera. Tras episodios de fuertes lluvias que hacen descender la salinidad, se produce un fuerte incremento de artemia y con él, la llegada de numerosas aves.

Chorlito gris en la laguna de La Mata

Este mes de septiembre tras las inundaciones que afectaron a la comarca de la Vega Baja, la compañía salinera evacuó una importante cantidad de agua de la laguna de Torrevieja  a la laguna de La Mata, aumentando de forma exponencial la salinidad de sus aguas, provocando que pese a las intensas lluvias caídas,  La Mata se mantuviera prácticamente sin aves.

Esta situación cambió con las lluvias, también intensas de principio del mes de diciembre, produciéndose una importante explosión de artemia salina en ambas lagunas, encontrándonos con estampas muy poco habituales, con bandos de flamencos, avocetas, zampullines cuellinegros, gaviotas picofinas, tarros blancos etc..  en la habitualmente desierta laguna de Torrevieja. Incluso en cantidades superiores a las registradas en la laguna de la Mata.

Tarro blancos en la laguna de La Mata

Los fuertes vientos de poniente registrados durante este otoño, empujan a la artemia hasta la orilla este de la laguna, donde se forman verdaderas sopas de marisco, que son filtradas y picoteadas por numerosas aves. Este video está realizado el 12 de diciembre en la orilla este de la laguna de La Mata.

Texto y fotos Sergio Arroyo Morcillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: