La migración de primavera es ahora más temprana en aves europeas y norteamericanas

Los mayores adelantos se encontraron entre los migrantes de corta distancia que invernan en Europa o América del Norte: alrededor de 1.5-2 días por década. Los migrantes de larga distancia que invernan en los trópicos también han adelantado el inicio de su migración, pero solo en aproximadamente 0.6-1.2 días por década.

“Según los cambios en las fechas de migración media, las aves han adelantado su migración de primavera en poco más de una semana desde fines de la década de 1950”, dice Aleksi Lehikoinen del Museo Finlandés de Historia Natural de la Universidad de Helsinki.

Algunas especies muestran avances mucho mayores. Por ejemplo, el cisne cantor ahora llega a Finlandia aproximadamente dos semanas antes que en los años ochenta.

Los avances en las fechas de migración de primavera no son iguales en toda la temporada de migración. Los migrantes tempranos de una especie dada han adelantado sus fechas de migración más que los migrantes tardíos dentro de la temporada de migración de la especie. Los primeros migrantes tienen  mayor presión para llegar a sus lugares de reproducción tan pronto como sea posible, mientras que los migrantes tardíos generalmente  son no reproductores, que no tienen prisa por moverse hacia el norte. Esta asimetría ha llevado a un aumento general en la duración de la migración.

Las fechas de llegada anuales de las especies de aves se explicaron por las temperaturas locales: cuanto antes llega la primavera, más temprano el momento de la migración y más larga era la temporada de migración. Las diferencias geográficas en el cambio climático también explicaron las diferencias regionales en el avance de la migración de primavera.

“Las aves avanzaron sus fechas de migración más en Europa que en Canadá, porque las temperaturas de primavera han aumentado más rápidamente en Europa”, dice Andreas Lindén de Yrkeshögskolan Novia, Finlandia.

El estudio se basa en datos de monitoreo a largo plazo de 21 observatorios de aves del norte de Europa y Canadá e incluyó casi 200 especies de estudio. La serie temporal más larga comenzó en 1959 y principios de la década de 1960 y una gran parte de los datos fueron recopilados por observadores de aves voluntarios. Los resultados fueron publicados en la revista internacional Ecological indicators .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: