CAZA NOCTURNA EN EL HONDO: A MÁS DE 10 DISPAROS POR MINUTO

Atardecer en El Hondo (J. Marco)

Desde hace años AHSA está denunciando el impacto de la caza nocturna sobre las especies de aves acuáticas protegidas en los humedales del sur de Alicante, en especial sobre la cerceta pardilla. En este largo camino hemos presentado alegaciones y escritos ante la Generalitat Valenciana para intentar detener esta práctica, habiendo conseguido apenas una pequeña reducción de 30 minutos del tiempo autorizado para este tipo de caza en los últimos planes técnicos aprobados. En realidad la administración autonómica se retrotrae a 2009 cuando fue autorizada una ampliación del horario de 60 a 90 minutos. Recordemos que en 2009 la cerceta pardilla ya se encontraba en una situación dramática, con una población reproductora en esas fechas de apenas 9 parejas, lo que demuestra que esa reducción es completamente insuficiente. Por ello hemos recurrido ante el TSJ de la Comunitat Valenciana la aprobación de los planes técnicos de  los 16 cotos de caza de aves acuáticas del sur de Alicante.

Concentración posreproductora de cercetas pardillas en la finca del Rincón (El Hondo)  (S. Arroyo)

¿Qué son 30 minutos de caza? En ocasiones hemos publicado algunos videos de El Hondo durante una jornada de caza nocturna donde se puede escuchar los impactantes disparos en la oscuridad sobre los sonidos de la avifauna del humedal. Hemos querido saber cuantos disparos se realizan en media hora de caza nocturna y hacernos una idea más aproximada del impacto que tiene  esta práctica. Para ello hemos realizado un video de media hora de duración, desde el entorno de este parque natural, en el que se va registrando en un contador cada disparo realizado. El video se grabó el pasado sábado de 25 de noviembre entre las 18’30h y las 19’00h, en el que se cuentan un total de 313 disparos, más de 10 disparos por minuto, aunque hay que tener en cuenta que se escuchan solamente una parte de los disparos que se realizan en este espacio protegido. Puedes ver el video en este enlace: https://vimeo.com/889577579

Cercetas pardillas en el Clot de Galvany (J. Ramos)

Un reciente estudio ha corroborado lo que todas las personas que conocemos los humedales sudalicantinos sabíamos desde hace tiempo, que disparar en nulas condiciones de luz en zonas húmedas donde habitan especies en precario estado de conservación tiene unas consecuencias devastadoras para éstas. En ese estudio liderado por investigadores de la UMH y en el que han participado científicos de otros centros universitarios, se estimaba que entre un 33% y un 54% de las pardillas eran matadas por disparos.  Aves criadas en cautividad dentro de un programa de reforzamiento de la población, ya que la población salvaje de la especie  ha desaparecido y cada año apenas se detectan un puñado de ellas.  Lo que significa que la especie está virtualmente extinguida y sus poblaciones están sostenidas con las continuas liberaciones de aves.

DETENER LA CAZA NOCTURNA ES VITAL PARA EVITAR LA EXTINCIÓN DE LA CERCETA PARDILLA DE UNO DE SUS ÚLTIMOS REFUGIOS EN EUROPA

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.